viernes, 25 de octubre de 2013

Cómo trabajar en Comercio Exterior en Almería. Una visión particular

Una colaboración para el blog de Lidia Linares 
Alumna del programa Universem 2013 
LidiaComercioExterior

He considerado de interés investigar sobre la ocupación de Técnico de Comercio Exterior en la industria agraria de la provincia de Almeríadebido a que el número cada vez mayor de trabajadores que realizan actividades relacionadas con el comercio exterior, me inclinaba a pensar que existe una posibilidad de encontrar empleo en esta ocupación que, por otra parte, es en la que me gustaría desarrollar mi carrera profesional. 

Para ello, me he centrado en conocer la situación del mercado laboral, ver las salidas profesionales que hay en la provincia de Almería y proporcionar con este artículo la mayor información y el conocimiento disponible que pueda ser de utilidad a aquellas personas que estén interesadas en esta ocupación.

Por supuesto, se trata de una visión subjetiva basada en varias entrevistas realizadas a empresas de la provincia dentro del programa Universem y en mi propio proceso de búsqueda de empleo, sin ánimo de sentar cátedra sobre el tema.

Durante los últimos años se ha profundizado en la integración de la economía andaluza en los mercados internacionales, tanto desde la perspectiva de las relaciones comerciales de Andalucía con terceros países, como de los flujos de inversiones exteriores, teniendo como resultado una economía andaluza más internacionalizada y convirtiendo a la comarca del Poniente Almeriense, en el mayor exponente europeo de la agricultura hortofrutícola. Siendo en la actualidad  el principal pilar de economía y empleo de la provincia.

El Sector Agrario en Almería posee una serie de características:

  • Un peso específico en la economía, especialmente en las exportaciones.
  • Un buen clima.
  • Bajo uso energético.
  • Nuevas estructuras de invernadero.
  • Un gran número de conexiones comerciales.
  • Amplio entramado de intercambios con diversas industrias: fertilizantes, fitosanitarios, maquinaria y equipos, industrias plásticas, industrias conserveras, transporte, asesorías
  • Una gran importancia de las exportaciones, ya que el 94% van a la Unión Europea.
Como resultado de estos factores, la producción en el campo almeriense se ha multiplicado en las últimas décadas de forma considerable llegando a un incremento del 10% entre enero y junio de este año obteniendo unas ventas de 1.100 millones de euros el pasado semestre, que suponen el 55% de toda Andalucía, consolidando a la provincia de Almería como la primera exportadora de España, por delante de Murcia y de Valencia (Informe del mercado de trabajo de Almería 2011).

En el mes de agosto de este año el  valor de las exportaciones hortofrutícolas de Almería ha crecido un 11% en la pasada campaña. Entre septiembre de 2012 y junio de 2013, las empresas almerienses han vendido en los mercados exteriores 1.921 millones de kilos de frutas y hortalizas frescas (un 0,1% menos que el mismo periodo del año pasado). Pese a este ligero descenso en el volumen, se han facturado 1.875 millones de euros, frente a los 1.690 millones de la campaña anterior (Fuente: Besana. Portal Agrario).

Para saber un poco cuales son las funciones de un Técnico en Comercio Exterior, mencionar que se encarga de gestionar los planes de actuación relacionados con operaciones de compraventa, almacenamiento, distribución y financiación en el ámbito internacional, de acuerdo con objetivos y procedimientos establecidos en la empresa. Tiene que adquirir una serie de competencias específicas como, por ejemplo, saber orientar al cliente, lo que implica un deseo de ayudar o servir, así como de satisfacer sus necesidades.

El Técnico en Comercio Exterior forma parte de un equipo de trabajo, por lo tanto, tiene que interactuar con el resto del equipo para conseguir los objetivos marcados por la empresa. Tiene que ser flexible debido a que mantiene relaciones con clientes y organizaciones de distintos países.

Partiendo de la base de que, en general, no hay buenas perspectivas para la creación de empleo, es necesario destacar que el motor de la economía almeriense es el sector agrícola, pues según los expertos es una de las actividades económicas con mejores perspectivas de futuro. Por otro lado, en relación al comercio exterior, el resultado de la estabilidad del sector agrario en cuanto a su actividad, provoca el mantenimiento e, incluso, la generación de empleo.

Según el informe del mercado de trabajo de Almería 2011, las ocupaciones que no sólo mantendrán su número de empleo sino que previsiblemente lo verán incrementado, son las propias de la recolección y manipulado de hortalizas y las relacionadas con el comercio exterior.  La idea clave es fomentar el comercio exterior, buscando sobre todo nuevos mercados para nuestros productos agrícolas.

Mi objetivo es conocer si existe la posibilidad de encontrar trabajo como Técnico de Comercio Exterior en la industria agraria, para ello he elaborado un cuestionario que, posteriormente he pasado a empresas de la provincia, centrando la discusión en aquellos aspectos más relevantes que  he extraído de los resultados obtenidos.

Aunque la modestia de la investigación impide extrapolar los datos de manera general a toda la provincia, de manera subjetiva y, basándome en la experiencia obtenida he llegado a las siguientes conclusiones:

He observado que, salvo en el sector agrícola, el porcentaje de empresas que realizan Comercio Internacional es relativamente bajo.

Todas las empresas destacan la necesidad de dominar como mínimo un idioma para tener una oportunidad real de empleo. Es más, cada vez es más común solicitar el conocimiento de más de uno.

No suelen tener sede en el extranjero, lo que puede suponer oportunidades de empleo a largo plazo.

Suelen contratar becarios, lo que hace que cumplir los requisitos para poder acceder a los diferentes programas aumente las posibilidades de comenzar a trabajar en este ámbito.

Un aspecto negativo del estudio de campo realizado a las empresas, es que, en este momento, no tienen ningún proceso de selección abierto y la mayoría de las que he visitado tampoco han realizado ningún proceso en este último año, por lo que sube de valor la idea de poder entrar en una empresa a través de unas prácticas.

El perfil solicitado más habitual es el de licenciados con experiencia y que sepan hablar muy bien inglés y utilizar los programas ofimáticos básicos.

Los empresarios buscan personas capaces de trabajar en equipo, resolutivas, motivadas, que sean innovadoras, y autónomas. En casi todas las encuestas realizadas, queda reflejado que los empresarios buscan contratar a personas con experiencia. En cuanto a la formación, los empresarios requieren personas que estén bastante formadas, diplomados, ingenieros etc. Distinguiéndose entre la formación previa necesaria para acceder al puesto y la formación a desarrollar una vez que se ha accedido al mismo.

Un Técnico de Comercio Exterior tiene que adquirir una formación específica en comercio y transporte, conocer las normas sobre importación y exportación de mercaderías, las obligaciones aduaneras, las normas de calidad  y, sobre todo, saber idiomas, adquirir los niveles de comprensión y expresión oral y escrita necesarios para comunicarse con clientes y proveedores.

Para concluir con este articulo me gustaría dejar bien claro que existe la posibilidad de trabajar en este sector y que la demanda de Técnicos en Comercio Exterior va a aumentar en los próximos años debido a que nuestro país participa como miembro de una importante zona comercial en la que cada vez se le da más importancia a los profesionales de este sector.

En este sentido, la manera de conseguir un puesto de trabajo es a través de la formación específica y el conocimiento de idiomas principalmente, si conseguimos hacerlo, nuestra inserción laboral será seguro más exitosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario