viernes, 8 de abril de 2016

¿Por qué sigues buscando empleo con los métodos tradicionales?

Artículo escrito para nuestro blog por Antonio Navarro, autor de descubre fol

Sabemos que incorporarse al mercado de trabajo siempre es una tarea complicada, ya que la demanda es muy superior a la oferta, y en situaciones de crisis económica como la que padecemos, la dificultad aumenta.

Estamos asistiendo a un conjunto de cambios que hacen que las fórmulas tradicionales ya no sirvan. Para obtener un resultado positivo, ya no es suficiente con elaborar un currículum estándar, sacar una lista de empresas que nos pueden interesar, y remitirlo en espera de una respuesta. Por supuesto, tampoco es una práctica adecuada responder a todas las ofertas de empleo utilizando siempre el mismo modelo de currículum. 

Llegados a este punto, estaremos de acuerdo en que tenemos que cambiar nuestra forma de buscar empleo, ya que utilizando métodos tradicionales, no obtendremos un resultado positivo.

Hoy las empresas, además de saber cada vez mejor qué competencias quieren incorporar a su capital humano, saben dónde buscarlas. Entonces, ¿Cómo llegar a ellas? ¿De qué manera nos podemos hacer visibles? ¿Cómo destacar entre otros candidatos y candidatas?

Si me preguntaseis qué es lo primero que necesitamos para encontrar empleo, os respondería sin dudar que "conocer el mercado laboral", para a partir de ahí, cambiar nuestra estrategia de búsqueda.

Si quieres comenzar la transición desde el método tradicional a un método basado en las características del mercado actual, puedes hacerlo aplicando los siguientes 6 pasos: 
  1. Haz autoanálisis: piensa en aquello en lo que eres bueno o buena. Haz una relación de las competencias que tú tienes y el mercado demanda en este momento. 
  2. Construye tu candidatura: una vez que has identificado tus competencias, debes entrenarte en la argumentación de éstas. No vas a conseguir que te llamen para entrevistarte desde todas las empresas en las que entregues tu currículum, por eso debes hacerte "especialista en convencer a los entrevistadores de que eres la persona adecuada para el puesto". Ten en cuenta que todos los candidatos que asisten a la entrevista tienen méritos suficientes, por lo que el éxito final dependerá tanto del "qué digamos", como del "cómo lo digamos". 
  3. Busca en los lugares apropiados: debes conocer “dónde” están las empresas que demandan empleo. Es importante que sepas cómo buscar oportunidades en la red y que conozcas los enlaces en los que aparecen las ofertas más atractivas para ti. Si por ejemplo, utilizas portales de empleo, date de alta en ellos e introduce tu currículum. Asegúrate de incluir en éste una selección de palabras "clave" que aparecen en las ofertas que te interesan. 
  4. Crea tu marca personal online: crear una “marca personal online”, supone utilizar las redes sociales para diferenciarnos, mostrando en qué estamos especializados y cuáles son nuestras competencias. La creación de un blog, con cuentas de twitter y/o facebook vinculadas, puede ser una buena estrategia para hacernos más visibles en la red ante las empresas de nuestro sector. 
  5. Trabaja el networking: gestiona tu red de contactos, ofreciéndoles lo que puedes aportar y manteniendo un contacto periódico con ellos. Debes conseguir que cuando necesiten la colaboración de un profesional de tu perfil, piensen en ti. 
  6. Haz de la constancia tu mayor virtud: en la búsqueda de empleo no siempre ganan los mejor cualificados, sino los que mejor conocen el mercado y saben que esto es una "carrera de fondo". La búsqueda de empleo es un proceso en el que nos formamos, nos entrenamos y aprendemos de los errores cometidos para, a continuación, volver a empezar. 
Por lo expuesto hasta ahora, habrás deducido que no es suficiente ser un buen profesional para buscar empleo, sino que se necesita ser un BUEN PROFESIONAL BUENO EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO si quieres tener posibilidades de encontrarlo.

Antonio Navarro 
Profesor de Formación y Orientación Laboral

No hay comentarios:

Publicar un comentario